Varios policías hospitalizados tras ser brutalmente agredidos en la barriada musulmana de Ceuta

El operativo policial se vio interrumpido por un apedreamiento al que los agentes respondieron con disparos al aire en varias ocasiones.

Policía Nacional 08 de octubre de 2022 GDH Digital GDH Digital
antidisturbios-policia-nacional

La barriada del Príncipe Alfonso, dominada completamente por bandas musulmanas, es considerada la zona más peligrosas de Ceuta. Durante la madrugada de este sábado, varios agentes de las unidades antidisturbios (UPR y UIP) de la Policía Nacional de Ceuta han tenido que pasar durante la noche de este sábado por el Hospital universitario de la ciudad autónoma tras ser alcanzados por las pedradas con las que fueron recibidos alrededor de las 21:00 horas en el zoco de la citada barriada, donde tenían programada una entrada en una vivienda junto a efectivos de la Udyco. «La barriada del Príncipe porque es la que abarca más población musulmana de toda Ceuta», explican fuentes policiales.

Testigos presenciales han explicado que el operativo policial se vio interrumpido por un apedreamiento al que los agentes respondieron con disparos al aire en varias ocasiones. Durante los altercados varios funcionarios fueron alcanzados por los objetos arrojados por los agresores, uno de ellos en la cabeza, aunque la Jefatura Superior no ha dado información acerca de su evolución.

En los controles establecidos después de los incidentes en los accesos a la barriada, la más cercana al perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos, se produjo la detención de al menos una persona.

Una vez restablecida la calma, media docena de furgones y patrullas del Cuerpo se desplazaron para «conocer de primera mano el estado de salud» de sus compañeros hasta las urgencias del Hospital universitario, lugar que abandonaron pasada la medianoche.

Más allá de intervenciones puntuales, la Policía Nacional mantiene desde Semana Santa abierta la denominada ‘Operación Plomo’, que persigue acabar con los enfrentamientos con armas blancas y de fuego que vienen protagonizando asiduamente desde hace seis meses dos bandas enfrentadas por hacerse con el control de las actividades ilícitas en la ciudad.

El Ministerio del Interior desplaza a la ciudad autónoma de manera periódica desde el pasado mes de abril, cuando un adolescente falleció tras recibir un disparo en la cabeza, a efectivos de unidades especializadas e incluso los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) para reforzar a la plantilla de la Jefatura Superior y ampliar el número de controles y patrullas que se efectúan, sobre todo en barriadas como la del Príncipe y Los Rosales.

"GDH Digital" - Diario Policial

Boletín de noticias

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".