Así trabajan los "Air Marshalls" de la Guardia Civil, la nueva unidad que evalúa el riesgo terrorista en aviones

Internacionalmente se les conoce como Air Marshalls y constituyen la última línea de defensa de la aviación civil. El anonimato y la discreción son la clave de su éxito: no visten uniforme y se sientan en el avión como un pasajero más.

Guardia Civil 19/10/2022 GDH Digital GDH Digital
unidad-nacional-de-escoltas-de-seguridad-en-vuelo

Ya han sido desplegados en 20 vuelos: esta unidad de élite debe evaluar los riesgos de la amenaza terrorista e identificar los escenarios y rutas a proteger

Su misión es detectar conductas anómalas y el tratamiento de pasajeros conflictivos. Internacionalmente se conocen como 'Air Marshalls', aunque en España su nombre oficial es Unidad Nacional de Escoltas de Seguridad en Vuelo (Unesev).

Es la primera vez que se despliega esta capacidad policial en aeronaves. Su creación se constituyó con motivo de la pasada cumbre de la OTAN, el pasado mes de junio. Agentes de la Guardia Civil serán los encargados de llevarlo a cabo. No visten de uniforme. El anonimato y la discreción son la clave de su éxito. Como un pasajero más, embarcan y ocupan su asiento en el avión. En el mundo anglosajón suele afirmarse que constituyen la última línea de defensa de la aviación civil.

Estos escoltas entran en acción cuando fallan los escáneres y detectores de los aeropuertos, alguien logra introducir armas o explosivos o los sistemas de información anticipada de pasajeros no detectan la presencia de terroristas o delincuentes peligrosos, como ocurrió con el denominado "avión patera", que aterrizó en Palma de Mallorca el pasado mes de noviembre. A 30.000 pies de altura no pueden esperar ningún tipo de refuerzos. Solos deben intentar resolver la situación.

Para ingresar en esta unidad, los agentes han tenido que superar un curso en el Centro de Adiestramientos Especiales de Logroño, incluyendo defensa personal y tiro en ambientes tubulares. También un exigente adiestramiento en tácticas operativas de intervención, así como conocimientos del medio aeronáutico -en particular de los elementos de seguridad-, análisis del comportamiento, negociación o primeros auxilios. Es necesario que tengan un buen nivel de inglés. Esta formación se completa mediante simuladores aéreos, de manera que puedan hacer aterrizar la aeronave siguiendo las instrucciones de control.

El gran impulso de los Air Marshall a nivel internacional se remonta al 11S. Tras los ataques terroristas de 2001 en Estados Unidos, algunos países particularmente amenazados por el terrorismo yihadista decidieron desarrollar nuevas capacidades para reforzar la seguridad en sus aeronaves. Desde entonces, agencias de seguridad de Estados Unidos, Alemania o Israel han consolidado estos servicios y han aprendido a evaluar los riesgos de la amenaza terrorista, con el fin de identificar los escenarios y rutas aéreas a proteger.

El primer despliegue de escoltas de seguridad en un vuelo doméstico español tuvo lugar el 13 de junio en la ruta Madrid-Bilbao. El primer servicio internacional, el 27 de junio, en la ruta Madrid-Berlín y el primer despliegue a bordo de un vuelo intercontinental, el pasado 4 de octubre, en una aeronave con destino al aeropuerto JFK de Nueva York. Hasta la fecha, son ya 20 los vuelos nacionales e internacionales en los cuales la UNESEV de la Guardia Civil ha desplegado a los agentes de una unidad de élite pionera en España.

Pioneros en España

La UNESEV ha sido presentada con motivo de la reunión del Comité Internacional de Agentes de Seguridad en Vuelo, que se está celebrando en Palma de Mallorca desde este martes hasta el próximo día 20 de octubre. La Delegada del Gobierno en Illes Balears, Aina Calvo, ha destacado que "una mayor seguridad en los vuelos que llegan y parten de nuestras islas redundará en un mejor servicio a los turistas que cada año deciden visitarnos provenientes de todos los rincones del mundo".

La delegación canadiense ejerce la presidencia del comité, en el que también están presentes representantes de Alemania, Australia, Austria, Holanda, India, Israel, República Checa, Rumanía, Singapur, Suiza, Vietnam y España. El Convenio de Prüm regula la figura de los ESV en el contexto europeo y establece la necesidad de designar un Punto de Contacto Nacional.

En España -en su calidad de responsable tanto del control de las armas como de la custodia de los aeropuertos- la Guardia Civil ejerce desde el año 2004 esta figura, como una competencia en exclusiva. Durante los últimos cinco años las unidades aeroportuarias de los aeropuertos de Madrid y Barcelona han coordinado y recibido una media de 7.500 ESV. Según ha señalado el teniente general Pablo Salas, Director Adjunto Operativo de la Guardia Civil : "constituye la culminación de un exigente proceso formativo "que nos ha permitido, por primera vez en España, prestar servicios de seguridad en vuelo en aeronaves de bandera nacional, tanto en rutas domésticas como internacionales".

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Fuente original

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies