✅ GDH - Diario Policial ✅ GDH - Diario Policial

El mena que salió de Tánger con 9 años en los bajos de un autobús y ahora prepara oposiciones para ser Guardia Civil

"Andalucía Directo" se ha hecho eco de la historia de Musta, un joven que fue adoptado por una familia gaditana y logró cambiar su futuro

Guardia Civil 18/01/2023 GDH Digital GDH Digital
GC-mena
Una agente de la Guardia Civil y Musta - ABC

Con apenas 9 años, Musta abandonó su Tánger natal en busca de una vida mejor. Lo hizo en los bajos de un autobús y terminó llegando a Algeciras donde, sin saberlo por entonces, le esperaba un futuro mucho más prometedor.

El joven marroquí, que habla español con un más que marcado acento gaditano, fue acogido por una familia de Jerez gracias al programa 'Familias Colaboradoras' de la Asociación Andaluza de Centros Católicos de Ayuda al Menor.

Pasó de ser un mena a un chico con una nueva familia que podía brindarle grandes oportunidades. Y él ha decidido estudiar para ser Guardia Civil.

El programa 'Andalucía Directo' de Canal Sur se ha hecho eco de su historia y ha entrevistado a todos los miembros de la unidad familiar de Musta, que aseguran sentirse «tremendamente orgullosos».

Él explica con timidez cómo cambió Marruecos por España hace casi una década y cuenta con ilusión su deseo de pertenecer en un futuro a la Benemérita.

«Conozco a amigos míos que están muertos porque se dejaron la vida intentando cruzar», cuenta. «Yo me fui de allí para intentar ayudar a mi familia, un niño con 9 años en Marruecos es diferente a uno en España», añade.

Estuvo en diversas casas de acogida hasta que dio con Sandra, la cabeza de familia a la que ella considera su hermana mayor. «Me sacaban del centro de acogida los fines de semana para que conociera una rutina diferente», explica el joven.

Y es que el programa de 'Familias Colaboradoras' se centra en fines de semana y vacaciones alternativas para aquellos menores que vivan en centros de a cogida, generalmente porque viven desplazados de sus familias biológicas.

Ahora, tras cumplir los 18, se ha ido a vivir definitivamente con su familia de acogida: «Estoy rodeado de gente buena y doy gracias y siempre estaré agradecido», dice.

En su futuro, ve la Guardia Civil como su modo de vida, incluso aunque eso suponga enfrentarse a situaciones en las que lidiará con chicos que, como él, tuvieron que abandonar su país de manera ilegal: «Si es por cumplir la ley... un guardia civil se debe a unas normas, son trabajadores», reflexiona. «En Marruecos no tendría lo que tengo a día de hoy», sentencia Musta, agradecido por su familia española y feliz por poder ayudar a quienes dejó en Tánger.

Fuente original - Diario ABC


"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Te puede interesar

Lo más visto

Política de Privacidad