Expediente a un guardia civil por sus condiciones psicofísicas: el drama tras un salto a la valla

AUGC ha puesto de manifiesto la soledad que afecta los agentes destinados en la valla

Guardia Civil 22/05/2023 Alex R. - GDH Digital Alex R. - GDH Digital
IMG_2271

La Asociación Unificada de la Guardia Civil -AUGC-, con representación en Ceuta y Melilla, ha puesto de manifiesto la soledad que afecta los agentes destinados en la valla cuando reciben notificaciones como la de un agente ejerciente en la ciudad hermana al que se le ha abierto expediente para determinar si existe insuficiencia de condiciones psicofísicas para determinados destinos.

Lo ocurrido ahora por un servicio en Melilla podría repetirse también en Ceuta. El expediente persigue conocer si hay insuficiencia de condiciones psicofísicas, así como comprobar la aptitud para el servicio y, en su caso, la limitación para determinados destinos a un guardia civil por las lesiones sufridas en el asalto a la valla de Melilla.

“Tras 23 años en la Agrupación de Reserva y Seguridad, del total de 27 de servicio y por cumplir con sus deberes, obligaciones y las órdenes del mando. Así recompensa la Guardia Civil a uno de sus trabajadores, abriéndole expediente de insuficiencia de condiciones psicofísicas por pérdida de las aptitudes psicofísicas como consecuencia las lesiones sufridas en acto de servicio”, expone en una nota.

Los hechos se remontan a cuando el agente se encontraba de descanso en la madrugada del 3 de marzo y recibió la llamada del jefe de su pelotón para que se incorporase de inmediato al servicio por un inminente salto de un grupo de alrededor de 2.000 inmigrantes.

Cuando el guardia civil se incorporó al servicio y ya estaba desplegado en la valla junto a sus compañeros comprobó que este grupo además de numeroso era violento y portaba objetos contundentes y punzones cortantes. “Nos vimos rodeados y superados en número, llegando a temer por nuestras vidas”, comenta el compañero emocionado.

“Nos daban palos e intentábamos protegernos, cuando intenté socorrer a un compañero que pedía ayuda noté un fuerte golpe que me tiró al suelo. Volví en mí en el momento que era trasladado por un compañero y dos agentes de la Policía Nacional”. Sucesos que ocasionaron al agente la rotura del casco antidisturbios produciéndole abrasiones en el brazo izquierdo, diversas lesiones cervicales y la baja para el servicio.

Expediente abierto y los motivos

Ahora, tras poco más de un año se ha abierto un expediente para determinar si existe insuficiencia de condiciones psicofísicas o limitaciones para determinados destinos, cuando todavía está evolucionando favorablemente y es recuperable con el tratamiento adecuado, según dice la Junta Médico Pericial.

“Desde AUGC no damos crédito que, a pesar haberlo denunciado en diversas ocasiones desde el año 2020, la DGGC no es capaz de ver la labor que desempeñan sus trabajadores y el riesgo a que están sometidos por poseer material cuya vida útil caducó, es anticuado, deficiente y sin un seguro de responsabilidad civil”, exponen.

“Por ello se nos plantean varias preguntas de las que no hemos recibido respuesta y no hay voluntad de contestarlas, como ¿cuál es el protocolo de actuación para este tipo de servicios y si es conocido por todos los componentes del ARS?, ¿para cuándo la creación del catálogo de puestos de trabajo en la Guardia Civil?, ¿quién es el responsable de la no actualización del material de protección del ARS? o ¿por qué la Guardia civil sigue reparando cascos y material que el mismo fabricante no se hace responsable de los daños derivados de su uso por tener la vida útil psuperada con creces?”.

Así está el material que emplean los agentes

“La solución no es comprar de manera apresurada 300 cascos antidisturbios y chalecos anti traumas, que además de compartir entre los comisionados y sus relevos, no llegan para el total de los GRS que llevan más de 20 años con el mismo material, por lo que se llega tarde”, exponen.

Desde 2020 estamos demandando la sustitución y actualización del material antidisturbios (cascos, escudos, espinilleras y anti traumas), por ser el primer elemento de protección, por superación de su vida útil en más de diez años, según las especificaciones de la empresa fabricante FEDUR. A este dato según la DGGC le suma 5 años más de vida útil… la vida útil estimada aproximadamente de 15 años con uso y ambientes apropiados”.

Sobre este mismo tema también nos reconocen lo siguiente: “En lo que se refiere a la antigüedad de los 8.576 cascos en dotación, un total de 8.030 son fabricados antes de julio del año 2007, sin poder especificar la fecha exacta. Otros 110 son fabricados en 2008, 286 en 2011 y 80 en 2012. Asimismo, existen otros 70 que se desconoce su antigüedad, si bien la misma es posterior a 2007. Los datos se extraen del estudio de la fecha de creación en ALFIL de los activos”.

La mayoría del material antidisturbios y que actualmente utilizan los diferentes GRS no reúnen las condiciones óptimas para su uso, y la sustitución del material se hace de vital importancia para preservar la seguridad e integridad de los guardias civiles actuantes en sucesos similares a los relatados y que por causa-efecto de la no adquisición de nuevo material aumenten de 40 heridos a posibles fallecidos o se recompense, como es el caso, en la posible pérdida de especialidad.

El Faro de Ceuta

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies