✅ GDH - Diario Policial Digital ✅ GDH - Diario Policial Digital

La Guardia Civil ya tiene un programa para controlar móviles Android de forma remota

Se llama ‘Aqueos’ y lo utiliza el Grupo de Apoyo Operativo (GAO) de la Jefatura de Información

Guardia Civil 16/08/2022 GDH Digital GDH Digital
C3454DD4-EA2C-4D18-95E3-F3205CAF4A53

El uso de programas informáticos para vigilar o espiar lo que hablan, escriben, leen y buscan determinadas personas con sus teléfonos móvilesha cobrado actualidad en España desde el estallido del llamado ‘caso Pegasus’.

La revista The New Yorker publicó en abril un artículo con las conclusiones de un estudio de la entidad Citizen Lab. En ese informe se aseguraba que más de 60 dirigentes independentistas catalanes fueron espiados en sus teléfonos móviles con el programa Pegasus, que comercializa la empresa israelí NSO Group.

Los independentistas catalanes señalaron de inmediato al Centro Nacional de Inteligenciacomo responsable de estos espionajes a Carles Puigdemont y Pere Aragonès, entre otros. El CNI ni desmintió ni confirmó que hubiera contratado ese programa. Sólo admitió que había controlado las comunicaciones de 18 personas relacionadas con el independentismo catalán, siempre con el aval judicial del Tribunal Supremo.

Poco después, el ‘caso Pegasus’ dio un giro sustancial. El Gobierno de España reveló que los móviles de Pedro Sánchez, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska habían sufrido ataques pirata con Pegasus en los que se les habían robado datos.

Todo ello ha puesto el foco en las capacidades que tienen las Fuerzas de Seguridad y los servicios de inteligencia para controlar e investigar a sospechosos a través de sus dispositivos electrónicos.

Confidencial Digital ha podido comprobar que, en fecha reciente, la Guardia Civil abrió un proceso para buscar una empresa que se encargue de la actualización de un sistema de monitorización remota de terminales móviles. El programa en cuestión tiene por nombre ‘Aqueos’.

Monitorización remota de terminales móviles

El objeto de la licitación es “la actualización del sistema ‘Aqueos’ de monitorización remota de terminales móviles para hacerlos compatibles con los sistemas operativos Android 10 y 11, adquirido en el año 2019, para ser utilizados por Unidades tácticas de la Guardia Civil”.

El presupuesto para este contrato asciende a 57.851,24 euros.

Hace unos meses la Guardia Civil ya había adjudicado otro contrato relacionado con el mismo sistema. En esa ocasión adjudicó “la contratación de los servicios de actualización, mantenimiento y soporte del sistema hardware/software ‘Aqueos’de monitorización telemática de terminales móviles con sistema operativo Android, actualmente en uso de las unidades del Grupo de Apoyo Operativo”.

El contrato tendrá una vigencia de dos años. Se ha adjudicado por 101.531,11 euros a Excem Technologies, una empresa dedicada a la ciberseguridad, la protección de infraestructuras, la defensa y la ingeniería.

La Guardia Civil no da información

ECD se ha puesto en contacto con la Dirección General de la Guardia Civil, para recabar más información sobre las funciones y capacidades de este sistema de monitorización remota de terminales móviles.

Se trasladaron varias preguntas a la Guardia Civil: si el programa permite extraer información del teléfono móvil de un investigado, a distancia, sin necesidad de haber incautado el aparato; si es capaz de mantener geolocalizado el teléfono móvil; en qué tipo de investigaciones se está utilizando (por ejemplo, sobre redes de terrorismo yihadista); y si se requiere autorización judicial para que el GAO utilice este sistema de monitorización telemática de terminales móviles.

Desde la Dirección General de la Guardia Civil se ha señalado que, por motivos operativos, no pueden dar información sobre este programa.

ECD también ha contactado con Excem Technologies, la empresa a la que la Guardia Civil encargó los servicios de actualización, mantenimiento y soporte del sistema ‘Aqueos’ hace unos meses.

Excem Technologies tampoco ha querido dar información. Ha alegado que la contratación y lo que de ella deriva es de carácter confidencial, y que al ser ellos los proveedores del servicio y la solución (tecnológica, se entiende), no responderían a las preguntas planteadas.

Incorporado en 2019

A diferencia de lo que ocurre con otras licitaciones públicas, en las que se describe con todo detalle los objetos a adquirir, o las características y condiciones del servicio a contratar, en estos contratos de la Guardia Civil sobre el programa ‘Aqueos’ no ha sido así.

No obstante, sí se aportan algunos datos de interés. Según el objeto del contrato más reciente, este sistema de monitorización remota de terminales móviles fue incorporado por la Guardia Civil en el año 2019.

Sirve concretamente para monitorizar de forma remota teléfonos móviles que tienen Android como sistema operativo, lo que deja fuera los dispositivos de Apple, que funcionan con iOS. Actualmente se está empezando a extender la instalación de la versión Android 13. Sin embargo, la Guardia Civil busca adaptar el sistema ‘Aqueos’ para poder monitorizar móviles que utilicen Android 10 (que se lanzó en 2019) y Android 11(una versión del año 2020).

Grupo de Apoyo Operativo

La poca información de las licitaciones también arroja pistas sobre qué unidades de la Guardia Civil manejan el sistema ‘Aqueos’. En uno de los contratos se indica que es utilizado “por Unidades tácticas de la Guardia Civil”, pero otro pliego es más concreto: revela que ‘Aqueos’ está “actualmente en uso de las unidades del Grupo de Apoyo Operativo”.

El Grupo de Apoyo Operativo, el GAO, está integrado en la Jefatura de Información. Esta unidad tiene como misión específica “organizar, dirigir y gestionar la obtención, recepción, tratamiento, análisis y difusión de la información de interés para el orden y la seguridad pública en el ámbito de las funciones propias de la Guardia Civil, y la utilización operativa de la información, especialmente en materia antiterrorista, en el ámbito nacional e internacional”.

Los guardias civiles del Servicio de Información, por tanto, se dedican a vigilar distintas amenazas: controlan células yihadistas, pero también vigilan a grupos radicales abertzales en el País Vasco y Navarra (fue pieza clave en la lucha contra ETA), y están muy implicados en las investigaciones sobre las maniobras ilegales del independentismo catalán para alcanzar la secesión, incluidos los planes violentos de algunos miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR).

La estructura de la Jefatura de Información es información clasificada con el grado de “Secreto”. Sin embargo, circulan datos sobre la organización central de la Jefatura de Información. Cuenta con tres Unidades Centrales Especiales (UCE-1, UCE-2 y UCE-3), que se reparten distintas áreas de interés como el terrorismo yihadista, movimientos independentistas radicales, grupos anarquistas y de extrema izquierda, colectivos ultraderechistas y xenófobos, sectas...

Aparte de estas unidades existe el Grupo de Apoyo Operativo (GAO), que se encarga de proporcionar y manejar determinados medios técnicos y procedimientos operativosespeciales.

Los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, asesinados en 2007 por terroristas de ETA en la localidad francesa de Capbreton cuando trabajaban de paisano en misión antiterrorista, pertenecían a este Grupo de Apoyo Operativo.

Esta unidad es la que se encarga de adquirir determinadas tecnologías utilizadas por los guardias civiles de Información, desde droneshasta lectores de matrículas, y según se puede comprobar, también manejan el sistema ‘Aqueos’ de monitorización remota o telemática de terminales móviles.

Un millón para un sistema de monitorización
En estas páginas se contó el pasado mes de octubre que la Subdirección General de Gestión Económica y Patrimonial, dependiente de la Subsecretaría del Ministerio del Interior, había abierto el proceso de evaluación de una licitación pública que tenía por objeto el “Suministro e instalación de un sistema de monitorización de redes móviles, con destino al Servicio de Información de la Guardia Civil”. El contrato tenía asignado un importe económico de 1.074.380 euros.

También en esa ocasión, como ahora, la Dirección General de la Guardia Civil declinó responder a las preguntas sobre las funciones de este “sistema de monitorización de redes móviles”. Y de nuevo como ahora, el destino del sistema a adquirir era el Servicio de Información.

Una empresa de la familia Hatchwell

La actualización, mantenimiento y soporte del sistema hardware/software ‘Aqueos’ la ha encargado la Guardia Civil a Excem Technologies, como ya se ha dicho.

En su web, esta empresa se presenta como especializada en ciberseguridad y capaz de prestar apoyos en defensa y seguridad nacional: “Ante las crecientes amenazas en defensa y seguridad nacional, el análisis inteligente de información se ha convertido en un factor clave para las agencias de inteligencia, fuerzas armadas, FFCCS e instituciones gubernamentales para anticiparse a las potenciales amenazas y ataques”.

Según explica Excem, sus sistemas y soluciones de inteligencia estratégica “permiten la recopilación temprana y masiva de información e inteligenciapara la investigación y el tratamiento de señales digitales para sentar las bases del planteamiento estratégico. Esto permite el análisis de inteligencia de comunicaciones y señales para prevenir amenazas y actividades ilícitas como ataques terroristas, inmigración ilegal, espionaje y ciberataques”.

También presume de tener entre sus clientes al Ministerio de Defensa, el Ministerio del Interior, la Guardia Civil, la Policía Nacional, los Mossos d’Esquadra, la Ertzaintza, la Agencia Tributaria, Puertos del Estado, Telefónica y el Gobierno de Andorra, entre otros.

El contrato con la Guardia Civil para actualizar el sistema ‘Aqueos’ lo firmó, por parte de Excem, su consejero delegado, Philip Hatchwell Alataras.

La familia Hatchwell es de origen judío israelí. Maneja en España un grupo empresarial, Excem, con inversiones en el negocio de los pisos compartidos y también en el de la tecnología y la seguridad.

David Hatchwell, presidente del grupo Excem y uno de los líderes de la comunidad judía en Madrid, fue uno de los apoyos de Sheldon Adelson en el fallido proyecto de Eurovegas.

"GDH Digital" - Diario Policial

Boletín de noticias

Fuente

Te puede interesar

Lo más visto

🔴 Boletín de noticias

La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias y novedades. Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".