Crimen de la guardia civil en Cuenca: el infierno de Santiago entre insultos y gritos de Paola, la asesina

A falta de dar los últimos pespuntes, los agentes se centran en que el motivo del filicidio pudo ser la intención del padre de solicitar la custodia compartida

Sucesos 18/12/2022 GDH Digital GDH Digital
crimen-cuenca-exmarido
Santiago, el padre de las niñas asesinadas, el pasado jueves. Foto: Alberto Di Lolli

La investigación de las muertes de Iris y Lara, de 9 y 11 años, a manos de su madre Paola en la casa-cuartel de Quintanar del Rey (Cuenca) se orientó desde el principio a las desavenencias entre el ex matrimonio y a la intransigencia de la mujer ante la estrecha relación de sus hijas con Santiago, su padre, y la familia de éste.

A falta de dar los últimos pespuntes, los agentes se centran en que el motivo del filicidio pudo ser la intención de Santiago de solicitar la custodia compartida.

Tras la separación hace dos años y el divorcio, hace uno, Santiago había esquivado cualquier problema con su ex mujer, a la que temía. Por eso, se divorciaron de mutuo acuerdo y la custodia fue para ella. Por eso, no le llevó nunca la contraria. Por eso, sólo se enfrentó a ella cuando no tuvo más remedio: Paola quería pedir destino en la Guardia Civil de Algeciras y al tener la custodia podía llevarse a las niñas sin problema.

Ahí fue cuando Santiago se plantó y empezó a luchar por modificar el régimen. Ella, según precisan fuentes de la investigación, pudo no encajarlo. Los agentes también profundizan en si sufría algún trastorno psiquiátrico. Santiago conocía las explosiones volcánicas de Paola, pero ante la amenaza de tener lejos a Iris y a Lara, decidió cambiar su actitud servil.

«Ella era guardia civil y él pensaba que cualquier cosa que hiciera o dijera podría volverse en su contra», explican fuentes próximas a la familia. Fue él quien tomó la decisión de separarse.

«Ella le agarraba por el cuello o de la solapa, le gritaba y le insultaba delante de sus hijas si llegaba un poco tarde del trabajo o por cualquier problema que se planteara. Santiago decidió que no quería que las niñas vieran esas escenas y se fue de casa», apuntan.

Desde entonces, la relación entre ambos se redujo a mensajes de WhatsApp. No se hablaban. Los abuelos paternos de Iris y de Lara fueron los encargados de cuidarlas mientras sus padres trabajaban, con lo que la relación se estrechó tanto que las niñas habían manifestado su deseo de quedarse en su pueblo. Se lo decían a su padre, a sus abuelos y a su madre quien, según los investigadores, «pudo sentirse dolida».

Tampoco tenían problema en escenificar sus emociones. «Mami se ha enfadado porque vamos a pasar la Nochebuena con vosotros y porque también queremos pasar la Nochevieja aquí», dijo una de las menores a Mari, su abuela paterna, hace escasas semanas. En algún momento entre la noche del pasado martes y la madrugada del jueves Paola dio dos tiros a sus hijas y después se suicidó. Las tres estaban en la cama de matrimonio cuando un agente entró en la vivienda extrañado por que Paola no se hubiera presentado en su puesto de trabajo el jueves.

"PAPI, MAMI NO ESTÁ BIEN, NOS CHILLA MUCHO"

No fueron pocas las ocasiones en las que Iris y Lara trasladaron a Santiago y a sus abuelos el estado de nerviosismo en el que estaba Paola en los últimos meses. «Papi, mami no está bien. Nos chilla mucho», aseguran fuentes familiares que decían las niñas cuando se quedaban con su padre y sus abuelos.

En casa de Santiago, que vivía con sus padres, recuerdan con especial dolor la amenaza constante que suponía saber que Paola podía irse con las niñas a Cádiz y la frase que, según expusieron las menores en más de una ocasión, les repetía su madre en los últimos meses: «No le digáis a papá que nos vamos a ir a vivir a Algeciras».

Fue lo que hizo que Santiago dejara a un lado su miedo a Paola y lo que hizo que, rápidamente, buscara un abogado para solicitar una modificación de custodia y pedir la compartida. Paola estaba molesta y no lo ocultaba.

Fuente original


"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones