✅ GDH - Diario Policial Digital ✅ GDH - Diario Policial Digital

La Policía detiene en Málaga a tres hombres de origen marroquí tratando de violar grupalmente a una mujer.

Otra mujer los siguió porque no se fiaba del hombre y narró por teléfono a la Policía lo que estaba ocurriendo

Sucesos 10/05/2022 GDH Digital GDH Digital
violacion-grupal-malaga-ktTE--620x349@abc

Fueron cazados mientras trataban de violar a una mujer en Málaga. En medio de la madrugada del lunes, en un lugar apartado de la playa de La Malagueta, cerca de las letras que ubican al turista en esta conocida zona de baño. Allí tres hombres de origen marroquí se congregaron en el arenal para supuestamente agredir a una chica, pero había un ángel que la estaba guardando. Era otra mujer, que vio algo raro. Desde el momento en el que el primer hombre se acercó a ella los estaba siguiendo en contacto con la Policía Nacional. No se fiaba de las intenciones del varón y al final acertó.

Los hechos comenzaron en un local de copas de La Malagueta.

La víctima había estado con una pareja tomando algo esa noche del domingo, pero se quedó sola allí cuando se marcharon. Estaba ebria, pero quería seguir con la fiesta. A ella se acercó uno de los tres supuestos violadores. Entablaron conversión y «se la fue camelando», como aseguran a ABC fuentes cercanas a la investigación.

Entrada la madrugada decidieron irse fuera. Salieron del bar de copas, cruzaron el paseo marítimo y se adentraron en la arena. Pero a aquella testigo de lo que había estado ocurriendo en la barra no le gustó lo que estaba pasando. Sacó su móvil y llamó a la Policía. Les dijo que había una chica que podía estar en peligro, que iba ebria y que un hombre se la había llevado del local. Temía por ella.

Siguió a la pareja durante todo el recorrido. Estaba conectada por teléfono con el 091. Les iba narrando a las patrullas de la Policía lo que estaba ocurriendo. «Iba radiando a la Policía todo lo que sucedía», afirman las fuentes, quienes explican que esta testigo vio cómo el hombre se acercaba a ella y trataba de besarla, pero que la víctima lo rechazaba. El varón no admitió la negativa de la chica y «se puso pesado». Finalmente, la tomó contra su voluntad y comenzó a violarla.

En medio de esa agresión llegó la Policía Nacional rápidamente. Las patrullas en los 'zeta' –coche patrulla– estaban todas alertadas en la zona, dependiendo de los movimientos de la pareja. La intervención fue rápida, pero al llegar no había un hombre sino tres. «Podría haber sido una violación grupal», explican fuentes de la investigación.

Sólo uno consiguió su propósito. A los otros dos no les dio tiempo, si esa era su intención. Según las fuentes consultadas, el varón que salió con la víctima del bar de copas sí llegó a violarla, pero la intervención policial a instancias de la testigo evitó que los otros dos también se aprovecharan de su estado embriaguez.

Sin embargo, los tres hombres, de entre 19 y 31 años, fueron detenidos por su presunta implicación en los delitos de agresión sexual y robo con violencia o intimidación. Este último ilícito se les achaca porque cuando la víctima se logró zafar de su agresor con la ayuda de la Policía se dio cuenta de que le habían robado el bolso.

FUENTE

Te puede interesar

Lo más visto

🔴 Boletín de noticias

La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias y novedades. Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".