Denunciar la corrupción en la Guardia Civil puede hacer que los agentes pierdan el destino

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) solicita la creación de un grupo de trabajo específico que afronte los casos de corrupción como 'Mediador' o 'Cuarteles'

Guardia Civil 19/05/2023 GDH Digital GDH Digital
guardiasciviles
Foto de archivo

Los casos de corrupción dentro de la Guardia Civil se han multiplicado en los últimos tiempos. 'Mediador' o 'Cuarteles' es una buena prueba de ello ya que están siendo investigados mandos del Cuerpo. Ante esta situación, la Dirección General ha anunciado que creará un canal anónimo para recibir denuncias de actos ilícitos. ¿Cuánto de difícil es en la actualidad poner en conocimiento de los altos cargos los delitos que se cometen? Los agentes que dan ese paso, en algunas ocasiones, se enfrentan a pérdidas de destino o sanciones sin empleo y sueldo.

La nueva directora del Cuerpo Mercedes González anunció poco después de llegar al mando la puesta en marcha de un Plan de Acción de Ética Profesional. Está basado en dos bloques importantes. El primero tiene prevista la constitución de un Observatorio de Conducta Ética en el seno del Mando de Personal de la Guardia Civil que está previsto que comience su actividad en el segundo trimestre del año.

Otra de las medidas es la creación de un canal propio para aplicar internamente las disposiciones de la 'Ley de Protección del Informante y Sistemas Internos de Información'. Desde que se anunciaron estas medidas, el 17 de abril, no se han puesto en marcha. Sin embargo, está previsto que el 22 de mayo se formalice la creación de un grupo de trabajo específico.

La pregunta principal es: ¿Cómo se denuncia ahora la corrupción en la Guardia Civil?. Actualmente el mecanismo para advertir estos hechos ilícitos es a través de la cadena de mando. Muchos de los agentes tienen que denunciar a sus superiores ante sus propios superiores. "Es muy difícil ahora mismo. No existen mecanismos que guarden la privacidad del denunciante ni que protejan el anonimato", explican fuentes del Cuerpo a Vozpópuli.

"Es inviable, te la juegas"

Muchos de estos agentes no dan el paso al frente por el riesgo de asumir represalias. "¿Cómo vas a denunciar a tu jefe superior de que has visto algo? Es inviable, te la juegas", afirma otro agente a este medio. Y es que para acusar de los delitos tienen que presentar "pruebas contundentes" ya que con un solo aviso no sirve. "Si no vas con pruebas te machacan", aseguran.

Y es que una denuncia en falso de corrupción puede suponer que los agentes de la Guardia Civil acaben expedientados como responsables de aseveraciones falsas. Esto se contempla en el Artículo 8.21 que versa sobre las faltas graves: "cualquier reclamación, petición o manifestación contrarias a la disciplina debida en la prestación del servicio o basadas en aseveraciones falsas, o formularlas con carácter colectivo".

Las sanciones a los denunciantes

Los agentes acusados de estas prácticas puede tener sanciones que van: desde la suspensión de empleo de uno a tres meses, pérdida de cinco a veinte días de haberes con suspensión de funciones o la pérdida de destino. En muchos casos suponen una losa que es difícil de superar.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) está personada en todas las causas abiertas de corrupción dentro del Cuerpo. "El mejor plan es la transparencia en la gestión porque no hay mayor código ético que el código penal", señala a este medio Pedro Carmona, el portavoz nacional de la entidad. "Seguirán viéndose impunes, ya que no sirvió para evitar que, aprovechándose de la falta de transparencia, altos mandos de la Guardia Civil consiguieran beneficios económicos", lamentan desde esta plataforma.

Los casos de corrupción

En la actualidad hay varios mandos de la Guardia Civil que están investigados en procesos de corrupción. El más llamativo es el Caso Cuarteles. Están imputados el teniente general Pedro Vázquez Jarava y el coronel Carlos Alonso Rodríguez por adjudicar 193 obras de forma presuntamente irregular en 13 comandancias de toda España.

Dentro del 'Caso Mediador' o la trama del exdiputado socialista Juan Bernardo Fuentes Curbelo, alias tito Berni, el único de los detenidos que estuvo en prisión provisional fue el general de división retirado Francisco Espinosa Navas. Según el sumario de la investigación este hombre era usado por la red para amenazar a los empresarios y otorgaba contratos presuntamente irregulares. En las últimas fechadas también ha sido detenido el jefe de tráfico de Buitrago de Lozoya por contrabando, según adelantó Vozpópuli.

Fuente original: "Vozpopuli"

tina_GC

banner tina

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones