Mete una peluca con una microcámara para copiar en el examen del carnet de conducir y le pilla la Guardia Civil

Utilizó una micro-cámara camuflada en una peluca para comunicarse con una persona en el exterior de las aulas que le facilitaba las respuestas.

Guardia Civil 19/05/2023 GDH Digital GDH Digital
peluca-examen-conducir
Material utilizado e incautado por la Guardia Civil

Suele decirse que, si algunas personas utilizasen en estudiar el tiempo que emplean haciendo “chuletas” de los más elaboradas para hacer exámenes, es muy probable que aprobasen, y muchos con nota.

Pero hay quien se niega a hincar los codos y prefiere invertir su talento en desarrollar técnicas de lo más sofisticadas, como un joven de 24 años que camufló una cámara en una peluca para hacer el examen teórico de conducir. Spoiler: le pillaron.

Seis meses sin poder presentarse al examen

Hasta para copiar hay que tener talento. Son muchos los tipos de chuletas que utilizan algunas personas para intentar aprobar sus exámenes, ya sea en el instituto, en la universidad, en unas oposiciones o para sacarse el carnet de conducir.

En lugar de estudiar, utilizan su inventiva para idear nuevas técnicas con la intención de aprobar y la tecnología se ha convertido en el gran aliado de algunos de ellos. Eso sí, como lo del “pinganillo” está muy visto, hay que buscar nuevos métodos para copiar y eso es lo que hizo un chino de 24 años para sacarse el carnet en Guadalajara.

Su objetivo era aprobar el examen teórico para el carnet B de conducir y parece que no estaba dispuesto a estudiar ni a hacer test, así que decidió esconder una micro cámara en una peluca para que alguien pudiera ver las imágenes desde el otro lado y le chivase las respuestas correctas a través de un pequeño auricular que también estaba camuflado bajo el pelo postizo, un “pinganillo” de los de toda la vida.

peluca-examen-conducir2
Material intervenido por la Guardia Civil

Los Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) que se encontraban en la sala mientras tenía lugar el examen observaron que el comportamiento de esta persona era sospechoso, pero esperaron a que todos los asistentes terminasen la prueba para no distraer a nadie.

Una vez acabado el examen, los agentes identificaron a este joven de 24 años y comprobaron que sus sospechas de comportamiento irregular tenían fundamento: esta persona llevaba una peluca y en su interior estaba muy bien camuflada una micro cámara.

La persona que veía las imágenes en directo estaba fuera de la Jefatura Provincial de Tráfico, comprobaba cuál era la respuesta correcta para cada pregunta y se la chivaba al que hacía el examen. Un plan sin fisuras, o eso creían ellos, porque la Guardia Civil los cazó.

Ahora, el examinado tendrá que esperar, como mínimo, seis meses para poder presentarse otra vez al examen teórico de conducir, porque la Guardia Civil le ha denunciado por infringir el Artículo 77 de la Ley de Seguridad Vial.

Fuente original

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

banner tina

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones