La Policía Nacional detiene a un albañil marroquí por el intento de violación a una clienta

La Policía Nacional ha detenido a un albañil de origen marroquí tras intentar violar a una mujer en su domicilio de Porto Cristo (Mallorca) el pasado 25 de agosto.

Sucesos 03/09/2023 GDH Digital GDH Digital
violacion
Imagen de archivo

El hombre trabaja junto a otros obreros en la reforma de un edificio situado en la calle de la Mar desde finales del año pasado. Los albañiles, alguna vez, preguntaron a la víctima y a su prima, con la que convive, a ver si podían mover sus coches para aparcar el camión de la obra. Hace aproximadamente dos meses, uno de los trabajadores llamó a la puerta de la casa de la mujer, de 56 años y nacionalidad española, para que moviera su coche, pero iba descalza y el hombre le dijo que lo podía mover él y ella accedió dándole las llaves del vehículo.

El obrero se las devolvió y le preguntó por su marido y la mujer le respondió que no tenía y que estaba muy bien sola. El albañil, según la denunciante, le dijo que era muy guapa y le pidió un vaso de agua. A continuación, la perjudicada se dirigió a la cocina y cuando volvió para llevársela vio que el individuo había entrado en la vivienda y ella le pidió que saliera. Al cabo de unos 20 minutos, el hombre volvió a llamar a la puerta y le ofreció dos helados en agradecimiento. La mujer los aceptó y le pidió que se marchara porque tenía que trabajar. Dos semanas después, el albañil volvió a llamar a la puerta y cuando la mujer abrió él le preguntó si quería ir a la playa. La denunciante se negó y le explicó que iba sola o con su prima y que además solo tenía libre los domingos.

El ahora detenido volvió a llamar a la puerta los dos domingos siguientes y más tarde le gritó su nombre a través de la ventana. El pasado 25 de agosto, sobre las 11.00 horas, la mujer salió de la ducha y escuchó que alguien había tocado la puerta y preguntó por ella. La víctima no reconoció la voz del albañil y abrió. El hombre le trajo una cesta llena de higos y le dijo que la echaba de menos.

La mujer cogió un higo y le pidió que esperara en la puerta porque iba a por un recipiente para coger alguno más. El agresor aprovechó el momento para acceder a la vivienda, cerrar la puerta con llave y sentarse en una silla del salón tras pedirle un vaso de agua. Empezó a preguntarle por los tatuajes que tenía y le intentó tocar uno de la pierna.

La cogió en brazos y la llevó a la habitación

La víctima vio que tenía los genitales fuera del pantalón y le pidió que se marchara porque se sentía incómoda, pero el hombre la cogió por detrás, la levantó y empezó a besarle el cuello mientras ella le pedía que parara. El albañil la llevó en brazos a una de las habitaciones de la vivienda y se bajó los pantalones. La mujer consiguió llegar a la puerta de su casa y la abrió para decirle que se marchara.

El agresor, según la denunciante, le dijo que solo quería ser su amigo antes de abandonar la vivienda. A los 10 minutos volvió con el coche y tocó el claxon para reclamar su visera y cuando la perjudicada se la devolvió la intentó besarla dos veces.

Finalmente y tras la denuncia de la agredida, la Policía Nacional ha detenido al albañil de origen marroquí.


"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Suscríbete a nuestro "Boletín de Noticias"

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies