Un policía local de Santander se salta un control de la Guardia Civil y se estrella contra un muro

El agente, que estaba fuera de servicio, salía de un club de alterne, adelantó a varios coches a gran velocidad y perdió el control a la altura del Puente de los Italianos. Dio positivo en alcoholemia y está ingresado en Valdecilla

Sucesos 04/09/2023 GDH Digital GDH Digital
policia-moto-polanco
Estado en el que quedó la moto tras el accidente. Foto: Policía Local de Torrelavega

La noche del jueves al viernes se presentaba tranquila en la zona de Polanco (Cantabria). La Guardia Civil realizaba un control rutinario cerca de un club de alterne, de donde vieron salir a un motorista a gran velocidad. Le dieron el alto, pero el conductor hizo caso omiso y salió disparado por la Avenida Solvay, en dirección al del Puente de los Italianos.

Allí estaba una patrulla de la Policía Local de Torrelavega, que tal y como figura en el atestado de los hechos, escucharon «el rugir de un motor a altísimas revoluciones», rebasó al vehículo policial a una «velocidad muy elevada, extremadamente exagerada teniendo en cuenta las características de la vía», donde hay que circular como máximo a 40 km/h. Los agentes se sumaron a la persecución que ya venía realizando la Guardia Civil desde el citado club.

Según consta en el parte al que ha tenido acceso este periódico, el motorista «tomó la rotonda, sin la debida diligencia, de forma temeraria», «atajando por el sentido contrario» y adelantando hasta a tres vehículos. Al observar dicha situación los agentes activaron el dispositivo luminoso de emergencias con la intención de adelantar a los vehículos que la motocicleta ya había adelantado, pero apenas 100 metros después el motorista perdió el control saliéndose de la vía y chocando contra el muro de hormigón que limita la acera peatonal de la vía del tren.

Las pruebas realizadas arrojaron una tasa de alcoholemia de 0,90 mg/l

Al ver el estado en el que estaba el conductor, que había salido despedido unos 14 metros, se requirió de forma urgente la presencia de un ambulancia para que trasladase al conductor a Valdecilla. El herido estaba consciente por lo que le realizaron la prueba de alcoholemia mientras llegaba la ambulancia y ésta reveló que la tasa llegaba a 0,90 mg/l en aire espirado.

Esta historia podría quedarse en un susto para el conductor y los propios agentes pero al comprobar quién era el conductor descubrieron que se trataba de C. S. G., un compañero de la Policía Local de Santander de 37 años. El agente permanece ingresado en Valdecilla, donde además de curarle las heridas -sufre varias fracturas- le harán las pruebas de drogas tóxicas, estupefacientes y psicotrópicos para comprobar a qué delito se enfrenta.

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Suscríbete a nuestro "Boletín de Noticias"

dominio-en-venta

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies