Muere el portero de una discoteca tras el puñetazo de un joven colombiano en situación irregular que lo dejó en coma

El portero de la sala Totem (Villava - Navarra), medió en una pelea en la madrugada del 26 de noviembre y recibió un puñetazo que le derribó y dejó inconsciente

Sucesos 30 de noviembre de 2023 GDH Digital GDH Digital
discoteca-totem-villava
La discoteca se encuentra en un polígono a las afueras de Villava

Carlos Amorín Lamas, de 42 años, portero de la discoteca Totem de la localidad navarra de Villava, ha fallecido tras permanecer tres días en coma, en la UCI del Hospital Universitario de Navarra (HUN), según han confirmado a Efe fuentes próximas a la víctima. La agresión "de gran intensidad" le supuso graves lesiones cerebrales que requirieron su intervención quirúrgica.

El martes, dos días después de la mortal agresión, la titular del juzgado de instrucción número 5 de Pamplona decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para Christian Camilo Monsalve, de 27 años y de origen colombiano, por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, cuando aún Carlos Amorín sufría lesiones que "suponen un alto riesgo vital". La identidad del detenido y muerte del portero ha sido adelantada por Noticias de Navarra.

Su muerte, indican fuentes judiciales, conllevará una modificación de los cargos que pasarán a ser de homicidio consumado.

El día 26 de noviembre sobre las 4:55 horas se produjo un enfrentamiento entre varias personas en el exterior de la sala Totem de Villava, en el que, según recoge el auto, el portero medió tratando de evitar que continuaran las agresiones, momento en el que el acusado "le dio un puñetazo" que le hizo "caer al suelo, inconsciente, quedando en coma".

La víctima sufrió fracturas y lesiones por las que "precisó intervención quirúrgica urgente", habiéndose producido una agravación posterior de las mismas.

Así, según el informe forense, "por la gravedad y afectación de los órganos vitales las lesiones suponen un alto riesgo vital para la víctima y persiste en este momento un mal pronóstico con elevado riesgo vital y funcional a corto medio plazo".

Estos hechos se consideran constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa castigado con la pena de 5 a 10 años.

Prisión provisional sin fianza al estar en situación irregular y existir alto riesgo de fuga

En la resolución se recoge que existen indicios de la comisión del delito de la declaración del denunciado que reconoce haber dado el puñetazo al portero, "apareciendo como meramente exculpatorias sus manifestaciones de que actuó en defensa propia por una agresión previa" de la que, añade, "no existe ningún indicio en las declaraciones obrantes en el atestado ni en las grabaciones del incidente".

Al respecto, añade que, "desde luego, en ninguna forma justificaría el acometimiento llevado a cabo" y que acabó con un impacto en la cara "de gran intensidad".

Con las declaraciones e imágenes recabadas, así como con el informe médico y forense, se justifica la medida adoptada para "evitar el riesgo de fuga dada la gravedad de la pena a imponer" y al ser el denunciado "una persona en situación irregular en España con fuerte arraigo en su país de origen".

"GDH Digital" - Diario Policial

gdh-logoprincipal-2

Suscríbete aquí a nuestro "Boletín de Noticias"

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".