La Policía Nacional detiene a un marroquí por quemar viva a su mujer delante de sus hijos

Tras prenderle fuego a la mujer se sentó a comer con sus hijos mientras la víctima agonizaba. El marroquí llegó a España en patera.

Sucesos 05/02/2024 GDH Digital GDH Digital
policia-nacional-generica
Foto de archivo

La Policía Nacional ha detenido a un marroquí en Tarrasa por quemar viva a su mujer delante de sus dos hijos menores. Los hechos tuvieron lugar en Marruecos, desde allí vino a España en patera y desde hace años se ocultaba en Cataluña.

Los gentes de la Policía Nacional ejecutaban la detención de éste hombre marroquí de 49 años al que buscaban las autoridades judiciales de Marruecos por matar a su mujer rociándola con disolvente, para posteriormente prenderle fuego en presencia de sus dos hijos menores.

El detenido está acusado de un delito de asesinato sobre su mujer que cometió en el domicilio familiar en su país de origen.

Dentro de las investigaciones que llevan a cabo los especialistas de la Policía Nacional del Servicio de Información para detectar posibles sospechosos que estén proceso de radicalización yihadista, los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un ciudadano marroquí que presuntamente había matado a su pareja en 2017 y se escondía desde hace tiempo en la localidad barcelonesa de Tarrasa.

Tras descubrir al fugitivo en el entorno de la comunidad islámica de Tarrasa, los investigadores españoles instaron a las autoridades del país de origen del presunto asesino, Marruecos, para que formalizaran contra él una Orden Internacional de Detención y Extradición (OIDE) que terminó por librarse el pasado mes de diciembre de 2023.

Una vez detenido, los agentes han hecho públicos algunos detalles sobre el crimen. Tras quemar a su esposa viva, el detenido se sentó a comer tranquilamente en presencia de sus dos hijos de 4 y 5 años mientras la mujer agonizaba en el suelo hasta morir.

En concreto, fue la familia del agresor quienes descubrieron la escena al llegar al domicilio minutos después del crimen. Al ver a la mujer y las graves quemaduras que había sufrido, la familia del agresor le obligó a llevar a la víctima al centro médico más cercano donde la mujer murió horas después a consecuencia de las graves heridas.

El crimen ha dejado una honda huella en la familia de la víctima y en concreto en los hijos de la pareja. La hija, que tenía cinco años en el momento en que su padre mató a su madre, se encuentra desde entonces en tratamiento psicológico por las graves secuelas psíquicas que le dejó presenciar el asesinato y la agonía de su madre.

Llegó a España en patera

Tras cometer el crimen, el marroquí acusado de quemar a su mujer permaneció escondido en su país de origen durante unos meses antes de dar su salto definitivo a España vía marítima.

Fue años después, cuando para evitar su detención, huyó en patera hacia España.

En nuestro país, el detenido ha estado empleando una identificación falsa que portaba cuando fue identificado en varias ocasiones, en Pamplona y Cádiz.

Tras recorrer diferentes partes de la geografía española, este hombre marroquí se afincó en Cataluña donde permanecía oculto al abrigo de la numerosa comunidad islámica de ésta comunidad autónoma.  Su detención tuvo lugar en Tarrasa  el pasado mes de enero y entonces la Audiencia Nacional ordenó su ingreso en prisión provisional sin fianza a la espera de la extradición.

"GDH Digital" - Diario Policial

gdh-logoprincipal-2

✔ Suscríbete AQUÍ a nuestro "Boletín de Noticias"

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones