Una policía nacional, obligada a trabajar con la jefa a la que ha denunciado por acoso laboral

El sindicato ASP responsabiliza de la decisión al comisario de Toledo.

Policía Nacional 25/04/2024 GDH Digital GDH Digital
jefatura-CLM
Fachada principal de la Jefatura Superior de Policía en Castilla-La Mancha, donde se encuentra la comisaría de Toledo

Una de las tres policías nacionales de baja médica que han denunciado en la comisaría de Toledo a su jefa, a la que culpan de un presunto acoso laboral, se ha incorporado después de tres meses. Pero lo ha tenido que hacer en la misma brigada que dirige, la de Policía Judicial, aunque la agente había solicitado otro puesto de trabajo para evitarla. Porque es la misma subordinada que tuvo que oír de su superiora el 12 de enero decir: «No te quiero en Judicial y el lunes empiezas en otro puesto de trabajo».

Según el sindicato ASP, el comisario provincial Carlos Julio San Román sería el responsable de haber ninguneado a la funcionaria. «La situación no ha cambiado ni se han tomado medidas preventivas. No tienen en cuenta la protección de su salud mental y la someten a una doble victimización», apuntan desde la formación sindical. Además, todavía no le han devuelto su pistola reglamentaria, que entregó cuando el 12 de enero cogió la baja después de grabar las palabras que le dirigió su jefa.

Justo tres meses después, el pasado 12 de abril, esta policía recibió el alta médica voluntaria. Para no depender de su superiora, ese mismo día solicitó que le fuera asignado un puesto de trabajo en otra brigada, preferentemente en la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), donde ya estuvo durante un lustro.

Sin embargo, tres días después se le comunicó desde la secretaría general que, «por decisión del comisario provincial», no iba a haber cambio de puesto, según el sindicato ASP. Además, se debía incorporar esa misma mañana a las órdenes de su inspectora jefa, Olga Lizana, a pesar de haber solicitado la activación del protocolo de acoso laboral contemplado en la Policía. Curiosamente, le asignaron una ocupación que no puede desempeñar porque todavía tiene retirada su arma reglamentaria.

No regresará a la comisaría hasta el lunes y tiene la esperanza de que se active entonces el protocolo de acoso laboral solicitado por la agente

La funcionaria se quejó en Toledo del puesto asignado ante el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, que está tramitando su denuncia por un presunto acoso laboral. Pero su responsable le dijo que él no tiene competencias y que ella debería gestionarlo a través de su sindicato, según el relato de ASP.

El 15, la afectada trabajó irremediablemente a cargo de Lizana. Sin embargo, «al estar sometida a esa situación y para evitar problemas», solicitó unos días de libranza a cuenta de las vacaciones de Semana Santa, que no había disfrutado por su baja, y unió todos los días del año que tiene como asuntos particulares.

No regresará a la comisaría hasta el próximo lunes y tiene la esperanza, apuntan desde su sindicato, de que la Subdirección General de Recursos Humanos y Formación active el protocolo de acoso laboral solicitado por la agente. «Sólo quiere que la reubiquen en otra brigada donde no dependa de su jefa», recalcan desde ASP.

Precisamente, el pasado 19 se le tomó declaración, después del escrito que presentó el 20 de febrero ante el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Jefatura Superior de Castilla-La Mancha, que se encuentra en el mismo edificio de la comisaría de Toledo. En su declaración, la funcionaria aseguró que el conflicto con su superiora comenzó a raíz de su baja por embarazo, en 2020, cuando la denunciante se encontraba en la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y Mujer), que también depende de Lizana.

La policía que ha estado de baja tres meses es quien realizó la grabación a la inspectora jefa de la Brigada de Policía Judicial que propició finalmente la apertura de una investigación, como ya informó ABC, y que sigue abierta. En el audio se oye cómo su superiora arremete contra ella: «No te quiero en Judicial y el lunes empiezas en otro puesto de trabajo».

Por entonces, varios compañeros ya habían presentado a los mandos de la comisaría escritos (minutas en el argot) en los que describían el comportamiento de Olga Lizana hacia ellos. Entre los que se sentían perjudicados, se encontraban otras mujeres que siguen de baja médica por un supuesto acoso laboral de esta inspectora jefa. Además, otras dos policías que ya no están destinadas en estas dependencias también la han denunciado en sus órganos internos por el mismo motivo.

"GDH Digital" - Diario Policial

gdh-logoprincipal-2

✔ Suscríbete AQUÍ a nuestro "Boletín de Noticias"

policianacionalEsto es lo que cobra un Policía Nacional en España en 2024
guardiacivil¿Cuánto gana un Guardia Civil en España? Estos son sus sueldos

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones