El Gobierno da por perdido el cupo femenino en la Guardia Civil para esta legislatura

El Ejecutivo ha cerrado su agenda legislativa y descarta reformar antes de las elecciones generales la Ley de Personal del Instituto Armado

Oposiciones 22/02/2023 GDH Digital GDH Digital
maria-gamez-directoraGC

Pese a todo el revuelo generado con el cupo femenino en futuras oposiciones de la Guardia Civil, desde el Gobierno tienen prácticamente descartado que vaya a aprobarse en esta legislatura. El Ejecutivo ya ha cerrado su agenda legislativa y tiene la vista puesta en las inminentes elecciones autonómicas y municipales de mayo, y en los no tan lejanos comicios generales. Es lo que trasladan distintos mandos de la Guardia Civil a THE OBJECTIVE, que celebran la noticia dado su rechazo frontal a la reserva de hasta un 40% de plazas a mujeres en el Cuerpo.

Esta polémica medida no solo ha creado división en el seno del Instituto Armado, sino también entre las propias agentes. Por un lado, están las que defienden la necesidad de dar la vuelta a un sistema «masculino» y «viciado» en el que la mujer sigue encontrándose con importantes problemas para trabajar, ascender y recibir condecoraciones. Por otro, las que sostienen que la igualdad en el acceso debe primar frente a todo lo demás.

En diciembre, el Consejo de la Guardia Civil, con la mayoría de asociaciones profesionales en contra, aprobó el cambio en la Ley de Personal para su posterior tramitación parlamentaria, que, según las mismas fuentes, no avanzará hasta la próxima legislatura de seguir manteniéndose en el poder el actual Gobierno.

Se trata de una cláusula por la que las mujeres tendrán preferencia sobre los candidatos siempre que, superado el aprobado y la diferencia de puntos entre ambos no sea superior al 15%. De este modo, el Ministerio del Interior pretende apuntalar una igualdad «real y efectiva» en un Cuerpo en el que las mujeres no llegan ni al 9% de la plantilla, y que tiene aun mayor déficit en la escala de mandos.

¿Es efectiva?

¿Es la medida adecuada para conseguirlo? ¿Es efectiva? Una parte de las agentes difiere. En conversación con este periódico, aseguran que ponérselo más fácil a la mujer no es el camino correcto. «No le ayuda en ningún caso, sino que deja su actuación como guardia civil por debajo de la del resto», critican. «Nosotras no queremos que nos regalen nada, tampoco que nos pongan zancadillas, simplemente queremos ser uno más», señala otra funcionaria.

También temen que el cupo lleve a la Guardia Civil a quienes quieran cubrir una cuota, y no a los más preparados. «Nuestro trabajo demanda ser las personas más preparadas», apuntan. Si bien no defienden la reserva de plazas, estas agentes admiten que la proporción de mujeres en el Instituto Armado es muy baja frente a otros cuerpos policiales.

Por este motivo, este grupo de guardias civiles plantea otras medidas que, a su juicio, sí serían más efectivas. Su reflexión versa en que las condiciones laborales que, en muchas ocasiones, plantea la Guardia Civil son las que realmente alejan a la mujer del Cuerpo. «Hay muchos puestos en poblaciones pequeñas y eso complica la conciliación; lo mismo ocurre con los turnos, conocemos nuestros horarios con un mes de antelación. Se necesitan más cambios en estos aspectos para incentivar el acceso, y no otros», coinciden.

Una medida «necesaria»

Desde una perspectiva completamente distinta, otras agentes defienden a ultranza el cupo femenino. Una medida «necesaria», apuntan, para dar la vuelta a un «sistema masculino» y que, pese a los cambios de los últimos años, «sigue viciado». La prueba está, argumentan, en el diagnóstico de situación que la Guardia Civil publicó en 2019. Un informe que muestra cómo pese al aumento de mujeres en la plantilla, siguen estando peor valoradas.

Las entrevistadas coinciden en que se sigue evaluando a las agentes «desde el prisma masculino». «Es un sistema, en teoría, muy equitativo, pero en la práctica, nos evalúan como si fuésemos hombres. No existe otra conciencia. Uno de los ítems, por ejemplo, es la autoridad. ¿Cómo valoras eso? ¿Que haya distancias? ¿Que no haya apenas relación? Siempre salimos mal paradas, cuanto más arriba peor valoradas. Estos informes personales están luego vinculados a destinos, ascensos, a hacer cursos… », denuncian. Estas funcionarias creen que una mayor presencia de la mujer daría la vuelta a ese modelo.

Estas funcionarias, además, muestran su estupefacción con que se critique la reserva de hasta el 40% de vacantes para mujeres, cuando existe desde hace años un «cupo masculino» en los procesos selectivos. «Nadie se atreve a criticar el 40% de plazas que se reserva cada año para militares. Teniendo en cuenta que solo hay un 10% de mujeres en el Ejército, es una cuota prácticamente para hombres», denuncian.

Contra el cupo militar

Ellas, sin embargo, no son las únicas que se posicionan contra el cupo militar. Pese a que para la mayoría de los ciudadanos tal vez este cupo ha pasado desapercibido, la mayoría de asociaciones de guardias civiles llevan años intentando reducir las plazas que se reservan para el Ejército. Más ahora, cuando se pretende potenciar el acceso de más féminas en el Instituto Armado. En las oposiciones de 2022 al Cuerpo, por ejemplo, se guardaron 669 plazas de 1.671 a miembros del Ejército.

«Llevamos años, no solo ahora, pidiendo en los grupos de trabajo del Consejo de la Guardia Civil que se reduzcan a la mitad las plazas para el Ejército. Entendemos que con el cupo intentan dar salida a estos profesionales con 45 años, pero no tiene ningún sentido reservar tantas plazas. Menos ahora cuando se intenta potenciar la presencia de mujeres. De los que entran por acceso libre, ellas son las que mejores notas suelen obtener, pero muchas se quedan fuera porque no hay plazas suficientes», revelan a THE OBJECTIVE altos mandos de la Benemérita.

Lo que proponen, indican las mismas fuentes, es que la reserva de plazas se reduzca un 100%, es decir, que pase a un 20%. De este modo, continúan, «habrá más plazas para quienes se se presentan por el acceso libre, que cada vez son más mujeres». «Esta sí es una buena solución para que entren más funcionarias a la Guardia Civil, y no poniéndoselo más fácil en las oposiciones, como se pretende con el cupo», explican.

Fuente original

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones