Cada 20 días un policía o un guardia civil se quita la vida

JUPOL ha puesto en marcha un servicio de atención psicológica a los agentes para reducir los índices de suicidios

Miscelánea 08/04/2023 GDH Digital GDH Digital
patrulla-policia-nacional
Patrulla de la Policía Nacional

Sin efectivos suficientes ni medios para combatir el repunte de la violencia en la Comunidad Valenciana. El sindicato Jupol ha alertado de la situación crítica por la que pasan los agentes y ha denunciado la falta de medios materiales y humanos en las principales comisarias de Alicante, Castellón y Valencia, y el impacto que tiene esta situación sobre la salud mental de los agentes.

Los cambios de turno constantes, las guardias de fin de semana, las jornadas nocturnas... Todo ello dificulta las relaciones personales de los agentes y genera tensiones en el núcleo familiar.

El secretario general de Jupol, Aarón Rivero, ha mantenido en las últimas semanas varios encuentros con agentes y responsables de la Policía Nacional para conocer sus reivindicaciones. Según los datos del Ministerio del Interior, los delitos han crecido más de un 16 % repesto al año 2022 en la Comunidad Valenciana.

"Faltan medios materiales y personales, una situación que provoca que los servicios no cuenten con previsión suficiente para poder conciliar. Se cambian los turnos de un día para otro, doblan fines de semana y hay agentes que llegan a trabajar 15 o 16 días seguidos", apuntó Rivero en declaraciones a EL ESPAÑOL.

En este sentido, el sindicato policial ha reiterado la necesidad de dar apoyo a los agentes que sufren problemas psicológicos derivados de su trabajo y ha asegurado que se trata de una "lacra que vivimos desde hace tiempo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

"En España, cada 20 días un agentes de la Guardia Civil o de la Policía Nacional se quita la vida, la lacra que estamos sufriendo es increíble". Por ello, han puesto en marcha un servicio de atención psicológica a los agentes para reducir los índices de suicidios.

"Hemos impulsado la creación de un protocolo antisuicidios para ayudar a los compañeros que se encuentran en esta situación. Tenemos un equipo de psicólogos para ayudar, escuchar y reorientar a los compañeros que en un momento dado tienen problemas personales graves".

Su objetivo es intentar "ayudarles para que vean la luz y salgan de ese atolladero en el que se meten, una espiral de la que muchas veces no pueden salir solos".

Las cifras

El policial es uno de los sectores profesionales con las tasas de suicidio más altas en todo el mundo. Cada año encabezan la lista junto a los abogados y los médicos. Pero es que en España el problema se agrava por momentos

En el año 2022, trece guardias civiles y ocho agentes de la Policía Nacional se quitaron la vida, disparando la tasa de suicidios un 54% con respecto a la media de la población general.

Según el Ministerio del Interior, entre 2014 y 2018 se suicidaron 107 efectivos, de ellos 50 policías nacionales y 57 guardias civiles. Mientras, la plataforma Zero Suicidio Policial contabilizó, entre 2016 y 2018, un total de 45 guardias civiles, 33 policías nacionales, 19 policías locales y seis autonómicos.

Entre los motivos por los que los agentes se ven abocados al suicidio destacan los sucesos traumáticos vividos dentro del ejercicio de su trabajo, pero también los problemas personales que puede tener cualquier ciudadano.

Sin embargo, el acceso a un arma que tienen los agentes provoca que les sea mucho más sencillo acabar con su vida. Y es que contar con un método letal para morirse influye en las tasas de suicidio por profesiones, según explican desde las organizaciones policiales y de la Guardia Civil.

Antes de 2020 no existía el Plan de Promoción de la Salud Mental y Prevención de la Conducta Suicida. El plan tiene como finalidad la mejora del bienestar psíquico de los funcionarios de la Policía Nacional, a través de una adecuada promoción de la salud mental, y pretende conseguir, en última instancia, disminuir la cifra de suicidios en la institución.

Más delitos

Los delitos se han incrementado en 2022 casi en un 16,8%, "una barbaridad", según destacó Rivero.

"Estamos hablando de 263.000 delitos en un año, con un incremento importante de las peleas callejeras o entre menores, que al final crean una sensación de inseguridad bastante importante". Esto supone más presión para los agentes, pues durante la jornada laboral pueden presenciar sucesos horribles que agravan una depresión.

Igualmente, se han multiplicado "las agresiones sexuales con penetración" y "hasta un 80% los delitos relacionados con la ciberdelincuencia respecto al año 2019". De ahí, añade Rivero, la sensación de inseguridad que a su juicio se incrementa por la falta de efectivos.

En 2022 se registraron en la Comunidad Valenciana 37 homicidios dolosos y asesinatos consumados y 137 en grado de tentativa y hubo 10 secuestros (un 41,9% más que el año anterior).

Además, hubo 3.276 delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria y 2.027 por tráfico de drogas.

Destacan también los 71.317 hurtos (un 23,5 % más); los 18.009 robos con fuerza en domicilios (un aumento del 13,1 %); y los 5.667 robos con violencia e intimidación.

Fuente original

"GDH Digital" - Diario Policial

Fuerzas-y-cuerpos-del-estado-200x100

Te puede interesar
Lo más visto

Te enviaremos un email para CONFIRMAR tu suscripción - La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias. Podrás cancelar tu suscripción usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".

Política de Privacidad Política de Cookies Términos y Condiciones