✅ GDH - Diario Policial Digital ✅ GDH - Diario Policial Digital

El empresario que tiene atemorizados a ecologistas y autoridades de Ibiza: “Te espero con la escopeta reforzada”

Evaristo Soler Cardona está siendo investigado por la Guardia Civil por promover presuntamente actividades de chárter y fondeo ilegal

Nacional 14/07/2022 GDH Digital GDH Digital
D8FCD8D0-3E49-402D-A0C7-B66104E887F0

Porroig es una pequeña cala de unos 150 metros de longitud repleta de casetas varadero –de pescadores–, situada en un enclave privilegiado del suroeste de la isla de Eivissa, en el municipio de Sant Josep.

Es una zona también de alto valor ecológico debido a sus fondos marinos, formados por unas praderas de posidonia muy extensas, mezcladas con fondos mixtos de arena, rocas, algas fotófilas y Cymodocea nodosa. Este paraje, sin embargo, se encuentra en una situación muy delicada, debido a la masificación de embarcaciones que fondean ilegalmente cuando llegan los meses de verano.

Evaristo Soler Cardona, administrador único de Rescuesub S.L., empresa que se dedica al servicio de alquiler de embarcaciones, es un hombre conocido en la zona por ser investigado por la Guardia Civil por su amplio historial de presuntas infracciones administrativas relacionadas con su actividad empresarial. Entre las últimas prácticas investigadas –según confirman fuentes del Ministerio de Transición Ecológica y del Instituto Armado a elDiario.es–, algunas de ellas avanzadas por el Diario de Ibiza, Soler Cardona habría promovido actividades de chárter y fondeo ilegal en Porroig.

Porroig, una de las zonas más “impactadas” de las Pitiüses

Los hechos investigados se inician en el marco del estudio por valor de 7.000 euros que el Ajuntament de Sant Josep encarga al Área Marina de la entidad ecologista Gen-Gob, que identifica 112 muertos (estructuras de fondeo ilegal de embarcaciones) en las aguas de la bahía de Porroig. El 78% de los muertos fondeaba sobre la importante extensión de praderas de posidonia oceánica de la zona, catalogada en el decreto sobre la conservación del Govern como área regular, en su parte externa, y como zona de alto valor a proteger, en su parte interna, por lo que las actividades de fondeo están prohibidas.

El impacto se produce no solo por la estructura del muerto, sino también por sus cadenas de borneo que dan vueltas alrededor del muerto arrasando la posidonia, como una segadora. “El fondo marino de Porroig es una de las zonas más impactadas de las Pitiüses, tanto por los muertos que se colocan ilegalmente, como por las embarcaciones que fondean con ancla y cadena”, explica a elDiario.es Xisco Sobrado, técnico del Área Marina del Gen-Gob, quien explica que, aunque se revirtiera la situación quitando todos los muertos y se implementara una zonificación de fondeo, la pradera de posidonia tardaría mucho tiempo en recuperarse y regenerarse.

FB85769B-9BE3-4160-AC5F-5E392E3E59C7
Cala de Porroig

Entre los días 11 y 26 de abril, se realizaron los trabajos de limpieza del fondo marino y desmantelamiento de los muertos, tomando como referencia el estudio del Gen-Gob, que el Consistorio encarga por 37.000 euros a las empresas de buceo profesional, Eivisub y Servisub. Estas terminaron extrayendo 91 de los 112 muertos identificados con un peso de 63 toneladas.

Denuncian amenazas de muerte por “conservar el fondo marino”

Un mes después de que finalizaran las actuaciones, cuatro miembros de Maltesa del Mar, plataforma sin ánimo de lucro que aboga por la conservación del fondo marino, se sumergieron en apnea para comprobar y grabar el estado del fondo marino de Porroig, donde identificaron una decena de muertos más que no pudieron ser retirados. Mientras buceaban, Pablo Montoto y uno de sus compañeros dicen que vieron cómo se aproximaba hacia ellos una pequeña embarcación manejada por el denunciado, Soler Cardona, quien –según los ecologistas– les interrogó sobre lo que estaban haciendo en el lugar y les aseguró que no podían estar allí, que era él quien se encargaba de controlar la zona.

No quiero volver a veros por aquí, tengo seguro, así que te paso por encima, te mato y no pasa nada”, les advirtió presuntamente Soler Cardona, según reza en la denuncia presentada por Maltesa del Mar. Como temieron por su integridad física, dado que el patrón les seguía muy de cerca con la embarcación a una distancia de menos de dos metros, según los ecologistas, decidieron abandonar su actividad y volver a la orilla.

Minutos después, se reunieron con dos compañeras de la plataforma, que estaban fuera del agua mientras ocurrieron las presuntas amenazas. Según el relato de la denuncia, el denunciado, sin dejar de grabarles y hacerles fotos, les gritó que no podían hacer lo que hacían sin permiso, volvió a repetir que no quería verles allí, que tiene una S.L. (empresa) y que su actividad es legal. “Eivissa es muy pequeña y ya nos encontraremos, ya sé quiénes sois, vosotros no sabéis quién soy yo, os vais a enterar, estáis jugando con mi trabajo del cual depende la universidad de mi hijo”, habría continuado advirtiendo, mostrando un comportamiento agresivo, siempre según reza en la denuncia.

En la misma también se recoge que otra de las integrantes de Maltesa del Mar habría sido empujada e insultada por el hombre, sin haberle causado daño o lesión, quien más tarde se habría identificado ante ellos como Evaristo Cardona. En dicha denuncia, se especifica que el denunciado habría manifestado ser “la persona que manda allí” y “conocido” tanto por la gente de la zona, como por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Después de lo ocurrido, Pablo Montoto avisó al 112 para que acudiera una patrulla de la Policía Local, pero ello no sucedió pasado un rato y, como seguían recibiendo amenazas e insultos por parte del denunciado –siempre según la denuncia–, decidieron abandonar el lugar.

Denunciado por desobediencia a la autoridad
El pasado 18 de junio, buceadores de Protección Civil de Sant Josep continuaron con las labores de desmantelamiento de los fondeos ilegales, bajo la supervisión de agentes de la Policía Local del municipio. El denunciado habría vuelto a la carga, navegando con su embarcación a pocos metros de los buzos y comprometiendo su seguridad, según explicó la Policía Local de Sant Josep en un comunicado en redes sociales. Soler Cardona volvió a ser denunciado, esta vez por desobediencia a los agentes de la autoridad y “faltas de consideración”, por lo que se enfrenta a una multa de entre 600 y 30.000 euros.

Varios buceadores consultados por elDiario.es coinciden en que, además de vigilancia y seguimiento por parte de las autoridades competentes, es necesario que haya balizamiento y se despliegue un campo de boyas ecológicas. Respecto a esta última cuestión, el Govern trabaja en la redacción del proyecto del campo de boyas ecológicas en Porroig previsto para la temporada 2023, que todavía tiene que pasar la evaluación ambiental y la autorización por parte de la Dirección General de Costas y Medio Marino, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, explican fuentes de la Conselleria de Mobilitat a elDiario.es. Sobrado, técnico del Área Marina del Gen-Gob, comparte la idea de desarrollar un campo de boyas ecológicas en la zona y añade que debe venir acompañada de una vigilancia efectiva: “Esas dos medidas serían básicas y necesarias para revertir la situación de degradación ambiental”.

“A los políticos corruptos se los manda a la mafia rusa”

Además de las presuntas irregularidades medioambientales que investiga la Guardia Civil por su actividad empresarial en la bahía de Porroig, Soler Cardona también es el propietario de una finca ubicada en la carretera de Cala Tarida (Sant Josep). El Ajuntament sostiene que tiene ahí un vertedero ilegal, con cientos de vehículos (entre ellos camiones y maquinaria de gran tonelaje) y embarcaciones en estado de abandono, toneladas de residuos peligrosos y contaminantes, materiales químicos, combustibles y restos de materiales de construcción, que suponen, entre otras cosas, un riesgo de incendio, en una zona rústica situada en una área especialmente boscosa.

Según explica el Ajuntament de Sant Josep a elDiario.es, después de años desoyendo los requerimientos para desmantelar el vertedero, el Consistorio le abrió un expediente sancionador en mayo de 2021. Sin embargo, Soler Cardona volvió a desobedecer, según la versión municipal. En una reunión acordada por la concejala de Medio Ambiente, Mónica Fernández, un letrado municipal le explicó el procedimiento a seguir en relación al vertedero, pero el empresario de Porroig se negó a recoger la notificación que le abría un expediente sancionador, explica Fernández a elDiario.es, para pasar a amenazarla tanto a ella como a los dos funcionarios presentes, según su versión.

Te espero con la escopeta reforzada que tengo”, “pasaré por tu casa, pero iré de noche”, “tengo muchos amigos mafiosos rusos y a los políticos corruptos se los manda a la mafia”, “Sant Josep tiene muchos bosques y la maleza es un combustible excelente”, fueron algunas de las amenazas que quedaron recogidas en la denuncia que presentó la concejala de Medio Ambiente ante la Guardia Civil y que terminaron en una pequeña condena para Soler Cardona, circunscrita a pagar una multa de 8 euros durante 30 días.

Sant Josep quiere desmantelar el vertedero “subsidiariamente”

Una vez finalizado el plazo de tres meses para que el propietario cumpliera con el requerimiento de manera voluntaria, el Ajuntament puede desmantelar el vertedero de manera subsidiaria, previa autorización judicial para acceder a la finca. De momento, el Consistorio ha pedido presupuesto para conocer el coste de los trabajos, que será remitido a Soler Cardona, dueño de la finca, según fuentes municipales.

La situación, sin embargo, no es nueva. El proceso se inició en octubre de 2016, cuando en una operación conjunta de la Policía Local de Sant Josep, Guardia Civil y agentes de Medio Ambiente se localizaron en la finca cuatro obuses de la Guerra Civil que fueron desactivados por los Tedax, según publicó Diario de Ibiza, pero el vertedero continuó intacto, pese a que las presuntas infracciones administrativas eran incluso anteriores a la fecha.

En enero de 2018, después de haber cerrado otro expediente sancionador, el Ajuntament multó con 15.000 euros al propietario por el mismo motivo: acumular materiales contaminantes y residuos peligrosos en un terreno calificado como zona rústica. Sin embargo, el expediente de infracción caducó sin que el dueño de la finca abonara las cantidades económicas que el Consistorio le requería, informan fuentes municipales.

Así que, después de años de denuncias, expedientes sancionadores abiertos y cerrados, alegaciones por parte de la propiedad y expedientes que terminan caducando, el caso vuelve a su casilla de salida: Sant Josep ya tiene presupuesto para entrar en la finca, previa autorización judicial, para ejecutar los trabajos subsidiariamente (la factura, nuevamente, será remitida al propietario). “Se trata de una cantidad elevada porque como hay, con toda certeza, residuos peligrosos, su retirada y gestión será compleja”, explican fuentes municipales a elDiario.es.

La empresa facturó 0 euros en 2020

Respecto a las cuentas de la empresa Rescuesub S.L., llama la atención que la sociedad creada en 1999 se encuentra inactiva, según la documentación que consta en el Registro Mercantil. Esta empresa, además, facturó 0 euros en 2020, último ejercicio disponible, según los mismos datos del Registro Mercantil, recopilados y analizados por elDiario.es a partir de la plataforma Insight View, que muestran unos activos de 124.519 euros y un capital social de 27.046 euros.

Este diario ha intentado hablar con Soler Cardona a través de la empresa Contisa, que le asesora, la cual explicó que el interesado se pondría en contacto con este periódico. Sin embargo, en el momento de la publicación de este reportaje, dos semanas después de haber contactado por primera vez con Contisa, no ha sido posible recabar su versión sobre los hechos que se investigan en Porroig y Cala Tarida.

Fuente

Te puede interesar

Lo más visto

🔴 Boletín de noticias

La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias y novedades. Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".