✅ GDH - Diario Policial Digital ✅ GDH - Diario Policial Digital

Así llegó a Almería en patera uno de los financiadores de la célula yihadista argelina JAK-A

El pasado más de 10.000 inmigrantes llegaron a Andalucía de forma ilegal, entre ellos, un argelino de 30 años apodado ‘bunduqia’ (fusil) y vinculado al terrorismo islámico.

Nacional 31/07/2022 GDH Digital GDH Digital
16DE04E9-4BAE-4E70-A9DF-9C6753FE6132
nmigrantes argelinos en el puerto de Almería, 'Fusil' entre ellos.

El experto en políticas migratorias, Ruben Pulido, ha revelado cómo uno de los principales financiadores de la célula yihadista Jund al-Khilafah in Algeria (JAK-A) llegó a España a bordo de una patera y con grandes cantidades de dinero en efectivo. Lo hizo en julio pasado y un mes después fue detenido por la Guardia Civil. A día de hoy se encuentra en una prisión de Argelia, país que había emitido una orden de busca y captura sobre él años atrás.

La célula yihadista argelina JAK-A surgió en 2014 y en 2015 fue incluida en el listado de organizaciones vinculadas al Daesh y Al Qaeda por su participación en la financiación, planificación, facilitación, preparación o comisión de actos o actividades ejecutados por el Estado Islámico. Este grupo es conocido principalmente por el secuestro y posterior decapitación del turista francés Hervé Gourdel en septiembre de 2014. Desde entonces, JAK-A ha reivindicado la autoría de ataques contra la policía argelina y ha seguido planeando acciones armadas, entre ellas un doble atentado terrorista en dos aeropuertos argelinos frustrado por los agentes de seguridad del país.

Desde Argelia, ‘Fusil’ se dedicaba a nutrir de combatientes y financiación a grupos radicales violentos que operaban en Libia, facilitando su traslado a zonas del país controladas por facciones terroristas afines a Al Qaeda. Además, tal y como ha desvelado Pulido, era uno de los encargados de promover la ruta Argelia-Baleares, liderando diversos grupos dedicados al tráfico de inmigrantes ilegales. Con el dinero de esta trata financiaba el envío de combatientes a Libia desde Marruecos, Argelia y Túnez.

Pulido cuenta que ‘Fusil’ «campó a sus anchas» por Almería, donde llegó a coincidir con él y a intercambiar algunas palabras en francés mientras, aparentemente, permanecía en libertad. En realidad pesaba un minucioso seguimiento sobre él. La coordinación entre las autoridades españolas y argelinas fue «fundamental» para su posterior detención, recalca.

A su llegada a suelo español «tenían muy mala pinta, estaban muy habladores, buscando un taxi, y llevaban bastante dinero en efectivo», relata Pulido a este periódico. En un momento dado, ‘Fusil’ «se echó la mano al pantalón y sacó un fajo de billetesbastante contundente», extremo que confirma la periodista Rocío Puebla: «Se dirigió a mí, la única mujer que había, sacando un voluminoso fajo de billetes de sus partes íntimas», detalla en sus redes sociales.

«Notamos que tenían facilidad económica, que portaban teléfonos y estaban haciendo llamadas mientras buscaban un medio para marcharse de Almería cuanto antes», continúa Pulido. Sobre el argelino parecía pesar «la sospecha» de estar monitorizado. No tardaron en personarse en el lugar agentes de la Policía Nacional de brigadas ajenas a las habituales en estas tareas para seguir de cerca sus movimientos. Fue detenido un mes después en las Islas Baleares. Sobre ‘Fusil’ pesaba una orden de búsqueda y captura emitida por las autoridades argelinas en 2018, cuando se le vinculó por primera vez a las mafias que favorecen la llegada a España de inmigrantes ilegales.

En su país lo culpan también de haber facilitado la huida de territorio argelino de Abdel Bari, detenido en Almería en 2020 y uno de los yihadistas más buscados de Europa tanto por su trayectoria en las filas de Estado Islámico, con años de experiencia en la zona de conflicto sirio-iraquí, como por su perfil criminal extremadamente violento, lo que llamó la atención de los servicios policiales y de inteligencia europeos. En 2014 se fotografió sosteniendo la cabeza decapitada del periodista norteamericano James Foley.

Rubén Pulido lleva años denunciando de forma incansable que, lejos de casos aislados, las vías migratorias que conectan Europa y África son utilizadas para el desembarco de perfiles radicalizados y potenciales terroristas. Anis Amri, Chamseddine al-Sandi, Abdel Bari, Sami Ben Ahmed, Merouane Ben Ouare, Omar Akbi o Muhammad Hammal son todos yihadistas que han entrado al continente europeo a través de lainmigración ilegal. Los últimos cinco llegaron a España, incluido Abdel Bari.

Los últimos arrestos en nuestro país relacionados con la inmigración ilegal y el terrorismo yihadista tuvieron lugar en octubre de 2021: cinco detenidos, cuatro en Barcelona y uno en Madrid. Todos ellos soldados de la célula argelina JAK-A, todos ellos llegados a España vía Almería. La operación ‘ARBAC’ de la Policía Nacional contó con, entre otros, el apoyo del CNI, el FBI, la Europol y los servicios de seguridad de Argelia. En el domicilio del líder de la célula se hallaron 70 cartuchos y tres machetes.

El ‘tawhid’

Las numerosas imágenes que adjunta Pulido para informar sobre todo lo que rodea al argelino que protagoniza este artículo tienen algo en común: el ‘tawhid’, un saludo con el dedo índice apuntando al cielo utilizado por muchos musulmanes para significar la creencia en la unidad de Alá.

No obstante, la seña ha sido adoptada en los últimos años como «gesto propagandístico del ISIS y de quienes buscan reivindicar la interpretación más fundamentalista del Islam». «Cuando ISIS usa el tawhid está afirmando una ideología que exige la destrucción de Occidente, así como cualquier forma de pluralismo. Para los fieles más radicalizados también muestra su creencia en que dominarán el mundo», advierte Pulido.

Por ello, ahora «los servicios de Información e Inteligencia controlan todas las instantáneas que estos inmigrantes ilegales comparten en redes sociales en busca de pautas y gestos», de ahí que oculten sus rostros en algunos vídeos grabados en las pateras. «Las autoridades cuentan con ello, por eso también es fundamental que la colaboración policial entre Argelia y España no se vea amenazada por la tensiones políticas suscitadas por el actual Gobierno», subraya Pulido.

Por el momento, Argelia anunció este jueves que levantaba el veto bancario a España después de congelar durante más de 50 días todas las transacciones con bancos españoles. Una medida que adoptó seguida de la suspensión del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España por su «injustificable» giro político sobre el Sáhara Occidental, crisis desatada por el Gobierno de Sánchez al reconocer a Marruecos su potestad de gestionar la zona como una autonomía dentro de su territorio.

"GDH Digital" - Diario Policial

logo-GDH-NUEVO MÓVILES (2)

Te puede interesar

Lo más visto

🔴 Boletín de noticias

La dirección email será usada EXCLUSIVAMENTE para el envío de nuestras últimas noticias y novedades. Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento usando el enlace que se adjunta al final de nuestro "Boletín".